Decir “te quiero”, entre las prejuicios culturales desplazandolo hacia el pelo la impronta del cine

Decir “te quiero”, entre las prejuicios culturales desplazandolo hacia el pelo la impronta del cine

Si bien ha habido un intercambio generacional y cada oportunidad es mas ordinario su utilizo en el terreno familiar, Tenemos padres e hijos que rara ocasii?n se lo dicen

Hablar de “te quiero” es alguna cosa excesivamente ceremonioso. Lo que nos han ensenado series y no ha transpirado peliculas es que existe al completo un ritual que rodea el momento en el que se lo dices a alguien. Debes designar bien el cuando y no hacerlo demasiado rapido en la comunicacion, como le paso a Ted Mosby en Como conoci a vuestra origen cuando se lo dijo a Robin en su primera cita. Tampoco puedes demorarte demasiado. Y no ha transpirado, En Caso De Que la una diferente cristiano te lo dice, unicamente hay una solucii?n correcta “Yo tambien te quiero”. a no ser que seas Han unico desplazandolo hacia el pelo puedas contestar “lo conozco” y salirte con la tuya.

En la vida real las cosas no son tan blancas o negras, si bien aseverar “te quiero” por primera ocasii?n en un contexto de pareja si seri­a un segundo clave. Francesc Nunez, sociologo sobre la Universitat Oberta sobre Catalunya (UOC), explica que es una periodo “casi sacramental”. “Cuando dos chavales jovenes se atreven a decirse te quiero seri­a algo performativo, se encuentran realizando presente ese apego desplazandolo hacia el pelo aparte lo se encuentran institucionalizando”, asegura a Verne por telefono.

El peso sobre esa primera oportunidad se refleja en que en muchas ocasiones la posicion queda grabada en la memoria. Maria Rodriguez, de 35 anos de vida, recuerda ese segundo cuando su pareja se lo dijo estaban en el carro de ella, aparcados contiguo al mar, y estaba anocheciendo. Dice que al completo fue “un poco locura” por motivo de que a las tres semanas sobre conocerse ya se fueron a vivir juntos. Trece anos de vida despues, la trato continua.

Lara Martinez, de 36 anos, lo dijo por motivo de que lo sentia, aunque por error. “Fue por motivo de que interprete mal un SMS”, cuenta a traves de un mensaje. En el sms ponia alguna cosa igual que “bajas asi­ como te doy un tq”. La novia interpreto ese “tq” igual que “te quiero”, si bien lo que queria declarar su En la actualidad marido era “toque”. “Me emocione tanto que le conteste que yo Asimismo le queria”, recuerda. El novio nunca la saco de su error. “Yo creo que en el final el novio Ahora me queria ademas ahi”, asegura.

Que el “te deseo” se grabe en la memoria dispone de su explicacion cientifica. Wendy Suzuki, profesora sobre Psicologia y no ha transpirado Neurociencia en el Center for Neural Science sobre la Universidad sobre Nueva York, cuenta en la interviu para el esquema Aprendemos juntos que “la resonancia emocional fortalece las memorias”. Ella lo comprobo sobre primera mano cuando, sobre adulta, propuso a las padres empezar a decirse “te quiero”. Su pater, en aquel momento, tenia Ahora demencia y no ha transpirado se olvidaba de estas cosas, aunque “ese domingo, asi­ como todo el mundo los domingos despues de aquello, el continuamente se acordaba de decirme te deseo primero”, recuerda.

“Creo que, de mi progenitor, lo que hice fue memorable. Su hija adulta le pregunto si podia decirle que lo queria; quizas su amor por mi o el orgullo que sintio por que lo cual hubiera anterior creo un nuevo memoria a generoso plazo de el”, asegura en la interviu.

Sobre padres a hijos y de hijos a padres

El “te quiero”, tan institucionalizado y no ha transpirado esperado en las relaciones de pareja, no seri­a invariablemente tan habitual en una comunicacion en la que el apego fluye de modo natural la sobre las padres e hijos. Igual que le paso a Wendy Suzuki, hay demasiada muchedumbre en Espana que nunca intercambia tequieros con sus progenitores o con sus hermanos.

Carlos Alvarez, de 46 anos de vida, cuenta que se lo dice cualquier el momento a su femina desplazandolo hacia el pelo a su vi?stago, asi­ como que lo realiza para “enmendar” el error sobre sus padres. “A la engendramiento nunca nos lo dijeron ni nos ensenaron a decirlo”, explica por medio de un mensaje. Si bien concede que “hay diferentes clases de expresarlo”, dice que ahora que las padres se realizan mayores y “empiezan los achaques”, le molesta ser “incapaz” de decirselo.

El sociologo Francesc Nunez cree que si que ha habido un velocidades generacional en este sentido. “En determinadas generaciones desplazandolo hacia el pelo en determinada temporada era un acto sobre expresion emocional costoso”, cuenta. Existen muchos padres y no ha transpirado madres jovenes que Hoy les dicen “te quiero” a sus hijos, alguna cosa que, en su impresion, dispone de que ver con “todo el triunfo flamante sobre determinada psicologia optimista y no ha transpirado determinadas corrientes pedagogicas que insisten en el peso sobre reforzar a las hijos en sus emociones, sobre transmitirles seguridad en ellos mismos, de ser asertivos…”.

Para el novio, ese afirmar “te quiero” a las hijos por ejemplo la totalidad de las noches es un ritual fundamental, que es favorable y no ha transpirado refuerza y no ha transpirado confirma las emociones, pero que goza de ademas las peligros. “Todo lo que seri­a ritual puede descuidar honradez o fuerza emotiva”, dice el entendido.

No decirlo De ningun modo o decirlo demasiado

Esto, que si se dice bastante pierde tasacii?n, es lo que cree Sara Regueiro, de 58 anos. Con el fin de ella, declarar desplazandolo hacia el pelo ser todo oidos “te quiero” seri­a bueno, aunque opina que “es muchisimo preferiblemente notar como te lo demuestran y demostrarlo”. En su valoracion “se ha abaratado muchisimo el mi amor y el te quiero” asi­ como son otros detalles las que muestran el apego. “Las palabras, por bastante que se repitan, desprovisto hechos estan huecas”, afirma. Existe la clase sobre division dentro de los usuarios que opina como Sara desplazandolo hacia el pelo la que cree que nunca decimos “te quiero” lo bastante.

Francesc Nunez explica que esto se tiene que a las dinamicas culturales asi­ como emocionales de cada alguno. “Para las personas que esta acostumbrada a decirlo, el nunca realizarlo seri­a como privarte de ese aprecio y no ha transpirado esa complicidad”, dice. En el caso opuesto, para los usuarios nunca acostumbrada a pronunciar esas terminos, “es extremadamente dificil alcanzar decirlo por motivo de que parece que estes banalizando alguna cosa tan serio como el amor dentro de padres, hijos o esposos”.

El aparato de la tarima sobre psicologia en internet Ypsihablamos cuenta a Verne que Tenemos diversos lenguajes que expresan los vinculos afectivos. “Puedes ser la alma con predominancia auditiva, por tanto, el tono y no ha transpirado las palabras seran relevantes para ti, son los de las que ser todo oidos un “te deseo” cada poquito marca la diferencia”, explican. Pero En Caso De Que eres “alguien mas tactil, seran las muestras corporales de apego las que te llegaran mas”.

Las beneficios de decirlo o que te lo digan son las mismos que con todo una diferente muestra de carino que consideremos importante. “Cuando demostramos o recibimos muestras de carino, liberamos una hormona que se llama oxitocina, asociada al triunfo reproductivo”, explican. La oxitocina seri­a un neurotransmisor “que juega un funcion muy importante en las vinculos emocionales que establecemos con nuestros seres queridos, mismamente como en la seguridad, el altruismo, la empatia y la compasion”.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *